Cómo elegir entre igualar o amaestrar las cerraduras

Cuando se requiere que una misma llave logre abrir todas las cerraduras es cuando se habla de igualarlas. Esto puede ser necesario tanto en las empresas como en los hogares, por lo cómodo que resulta. Otro modo de conseguir el mismo efecto es mediante el amaestramiento con lo que se obtiene una llave capaz de abrir todas las cerraduras a pesar que cada una pueda tener una combinación distinta. Estos conceptos suelen confundir a las personas por lo que trataremos de explicarlos en forma sencilla, para saber cómo elegir entre igualar o amaestrar cerraduras. Antes de hacerlo vamos a detallar algunos aspectos que deben considerarse antes de proceder con cualquiera de estos procedimientos.

¿Qué debes saber antes de igualar o amaestrar cerraduras?

Antes de comenzar un proceso de igualamiento o amaestramiento de llaves debes saber si las cerraduras que tienes actualmente instaladas son aptas para el procedimiento y además conocer cuales tipos de cerraduras o cilindros solicitaras que elaboren, pues  estos trabajos se hacen por encargo.

Las claves para tener éxito en cualquiera de los métodos están en saber que:

Tanto las llaves como las cerraduras deben ser de la misma marca e inclusive del mismo modelo. Recuerda que los fabricantes introducen diseños en sus productos por lo que los pernos y llaves varían entre unos y otros. No importa si las llaves son de serreta o si corresponden a cilindros de alta seguridad, lo que sí es esencial es que coincida el modelo y la marca para no tener inconvenientes.

Si la cerradura instalada  es de sobreponer, o también cuando es necesario colocar una nueva, valida que las medidas coincidan con la que ya tienes.

Revisa las medidas del  cilindro y el tipo de leva. Aunque ello no será un problema al momento de igualarlos, si lo será al instalarlos si estas no son iguales a los ya colocados.

¿Cuándo igualar o amaestrar cerraduras?

Ahora que ya sabes lo más importante antes de iniciar el proceso, es necesario conocer que es lo más conveniente para cada caso, por ello pasemos a entender las diferencias entre igualar o amaestrar las puertas.

Si las puertas de una vivienda, empresa o negocio se abren con la misma llave, estamos en presencia de un igualamiento de cerraduras. Esto aporta la comodidad de portar una única llave que nos permitirá abrir todas las puertas al llegar a casa o tener acceso a todos los ambientes de una empresa o negocio.

Cuando se necesita que cada puerta tenga una combinación diferente, pero que por motivos de seguridad o control alguien disponga de una llave que logre el acceso a todas ellas, es cuando estamos en presencia de un amaestramiento de cerraduras. Explicado de una forma sencilla significa que cada persona tendrá una llave que le permitirá ingresar a un ambiente determinado pero no podrá hacerlo a otro ambiente distinto con ella, salvo que sea el portador de la llave maestra. Suele ser el caso de las habitaciones de hoteles y de las empresas para tener control sobre el ingreso de las personas.

Puede darse el caso de una combinación entre Igualamiento y amaestramiento en una misma área con varias puertas.  Esto permite que se tengan cerraduras igualadas para determinados sectores y amaestramiento de cerraduras para cada estancia de esa área. Por ejemplo en una empresa se puede dar acceso al edificio administrativo a un grupo determinado de personas mediante el igualamiento de cerraduras, aunque luego cada despacho tenga una combinación distinta, salvo el departamento de seguridad que tendrá una llave maestra de cada uno.

Si aún te surgen dudas respecto a cómo elegir entre igualar o amaestrar cerraduras realiza una consulta a nuestros expertos, quienes también podrán asesorarte en el caso que estés buscando brindar una mayor protección a tu hogar.

Si eres habilidoso con las manos, revisa como mejorar la seguridad en casa y ponte manos a la obra luego de obtener información sobre: cómo instalar una cerradura, cómo cambiar el cilindro de tu puerta de entrada o  cómo se pueden bloquear las ventanas.